Corresponsalía bancaria

Con el fin de promover las metodologías de la inclusión financiera y agilizar los trámites bancarios en cada rincón del país, el Gobierno colombiano establece, por medio del Decreto 2233 de 2006 las funciones iniciales del corresponsal bancario.

Es un negocio que funciona como intermediario entre el banco y el usuario, permitiendo que el banco tenga una mayor cobertura por medio de papelerías, ferreterías, misceláneas y a la vez generando cercanía y facilidad para el usuario final.

Se ha convertido en el canal más usado para realizar transacciones bancarias y no bancarias, principalmente por la facilidad en democratizar los servicios financieros sin importar el municipio o región de Colombia.

El avance de la corresponsalía bancaria ha sido tan significativo en la sociedad colombiana que en el año 2010, mediante el Decreto 2555, se establecen las normativas que permitieron convertir al corresponsal bancario en el gran motor de la inclusión financiera en Colombia.

La corresponsalía y la inclusión financiera

Según Asobancaria, el corresponsal bancario tiene un papel fundamental en el desarrollo de la inclusión financiera en Colombia. Desde el año en el cual se publicó el marco regulatorio de la corresponsalía bancaria (2006) la presencia de la banca pasó de un 72,4% a un 100% en el año 2015.

Esto demuestra las grandes facilidades para todos los actores para llevar los servicios financieros al 100% de los municipios en Colombia manteniendo una tasa de crecimiento del 44% promedio anual entre 2008 y 2018.

¿Es rentable ser un corresponsal bancario?

A partir de los grandes beneficios de la corresponsalía, el portafolio de servicios ha aumentado significativamente en los últimos años. En este momento, Puntored ofrece su corresponsalía con más de 28.000 convenios a nivel nacional, con una cobertura del 90% de municipios en Colombia.

Esto le brinda a la persona natural o jurídica una gran variedad de servicios que pueden ser consumidos periódicamente por gran número de personas, asegurando gran tráfico en las operaciones, y a partir de ahí, generar comisiones a favor del comerciante.

Las comisiones varían según los servicios que ofrezca la corresponsalía, pueden ir desde un porcentaje de una recarga telefónica, hasta el pago de créditos hipotecarios o tarjetas de crédito.

Para analizar por completo la rentabilidad de la corresponsalía, no debemos pasar por alto la inversión inicial que en muchos casos se realiza a modo de franquicia por parte de la persona natural o jurídica. En este caso, Puntored destaca ofreciendo un portal transaccional totalmente gratuito, en el cual puede realizar:

  • Pagos de servicios públicos y privados.
  • Retiros o consignaciones bancarias y de billeteras digitales.
  • Pagos de créditos.
  • Entrega de subsidios y auxilios gubernamentales.
  • Recargas y compra de paquetes de telefonía móvil.
  • Venta de pines de entretenimiento.